El taller de bicicletas de Sempé

El taller de bicicletas de Sempé

Buenos días de miércoles. ¿Qué tal lo lleváis? Supongo que sin mucha novedad respecto al lunes. Paciencia y más paciencia. Saldremos de esta y, espero y deseo, que mucho más reforzados como sociedad. No se nos debería olvidar lo que hemos vivido para intentar, al menos, no caer en los mismos errores. Dicho esto, hoy os voy a hablar de un libro que me ha gustado mucho y he disfrutado en sólo una tarde. Turno de El taller de bicicletas de Jean -Jacques Sempé.

Todos guardamos un secreto y Raoul Taburin tiene uno inconfesable. Ha aprendido a disimularlo, pero el peso empieza a ser insoportable. Siempre se ha entregado en cuerpo y alma a su gran vocación. Si alguien hay que lo sepa todo de cambios de marchas, calapiés, rodamientos de bolas, piñones, cámaras y neumáticos, ese es Raoul Taburin, el dueño del taller de bicicletas del pequeño municipio francés de Saint-Céron. Su reputación es tal que, en toda la región, una bici no es una bici, sino una taburina. Pero Raoul Taburin no deja de pensar en su abrumador secreto…

Tras leer Pandemia de Franck Thilliez necesitaba urgentemente cambiar de aires. Y echando un vistazo a mis lecturas pendientes vi que tenía un libro sin leer que me apetecía bastante. Y es que necesitaba una historia amable, que me hiciera confiar en la mejor cara del ser humano y sobre todo que contase un relato bonito, de esos que sacan una sonrisa.

Por tanto me decidí por El taller de bicicletas de Jean -Jacques Sempé. Un libro ilustrado que cuenta la vida de Raoul Taburin, una persona que se ha dedicado siempre en cuerpo y alma a las bicicletas y todo lo que rodea a este mundo. No hay nadie en su pequeño pueblo francés ni alrededores que sepa más sobre bicis que él. Pero Raoul tiene un secreto y eso le hace sentirse mal, bastante mal.

Este libro, aparte de las magníficas ilustraciones que tiene, cuenta con una moraleja brutal y es que muchas veces nos sentimos cortados o cohibidos por lo que los demás piensan o creen de nosotros. Eso le pasa al protagonista de esta historia y estoy segura que a muchos de nosotros también. Las apariencias y las expectativas irreales puede minar mucho a una persona, ¿no creéis?

El taller de bicicletas de Jean -Jacques Sempé cuenta precisamente eso. Como, muchas veces, tememos no estar a la altura de lo que los demás piensan o esperan de nosotros y olvidamos lo que realmente nos hace felices.

Jean-Jacques Sempé (o sencillamente Sempé, como firma su obra) dió sus primeros pasos como ilustrador en o Paris Match y L’Express, que encontraron en sus caricaturas el vehículo perfecto para la crítica y la sátira social. Hoy cuenta con más de cuarenta libros a sus espaldas. Mención especial merecen Catherine (Blackie Books, 2014), que firmó con el premio Nobel Patrick Modiano, y las desternillantes peripecias de El Pequeño Nicolás, el personaje que creó junto a René Goscinny y que ha sido traducido a más de treinta idiomas. 

Lo dicho El taller de bicicletas de Jean -Jacques Sempé ha sido esta lectura agradable y amable que tanto necesitaba estos días. Un cuento con mucho que enseñar, que te hace reflexionar y que, por unos minutos, te hace olvidar todo lo que sucede ahí fuera. 

A mi me ha llevado durante unas horas a mi niñez, a esos libros como los de El pequeño Nicolás que tanto me han hecho disfrutar. Eso era justo lo que necesitaba en este momento.

Si tenéis la oportunidad de leerlo y disfrutar de él, hacerlo porque no os vais a arrepentir.

¡Nos leemos al viernes!

Editor: Blackie Books

Fecha de publicación: 2019

Colección: Narrativa Extranjera

Nº de páginas: 64 págs.

ISBN: 9788417552428

Precio: 18€

Marina Ortega

8 Comments

  1. Responder

    Norah Bennett

    30 marzo, 2020

    Seguro que ha sido un bálsamo ideal y eficaz. Es que tú también…pandemia. Me gusta mucho la intención del libro así que me lo apunto para cuando pueda volver a la biblioteca.
    Besos

    • Responder

      Marina Ortega

      3 abril, 2020

      Ole, seguro que te gusta mucho 🙂

  2. Responder

    Mª Ángeles Bk

    27 marzo, 2020

    A mí ahora mismo no sé ya ni lo que me apetece porque estoy quitando algunos pendientes y no termino de decirdirme por nadie. Este no me llama tanto como para anotarlo ahora.
    Besos

    • Responder

      Marina Ortega

      29 marzo, 2020

      Bueno, poco a poco ¡Besos!

  3. Responder

    Margari

    25 marzo, 2020

    Pues ni me sonaba. Y tomo buena nota, que este tipo de libros siempre vienen bien.
    Besotes!!!

    • Responder

      Marina Ortega

      26 marzo, 2020

      Ya te digo, te lo recomiendo sin dudar

  4. Responder

    Manuela

    25 marzo, 2020

    Sí que se agradecen lecturas amables ahora, aunque a mí lo cierto es que lo que más me llama ahora mismo son libros que me hagan pasar páginas como loca.
    Besos.

    • Responder

      Marina Ortega

      26 marzo, 2020

      Totalmente, menos de una hora se tarda en difrutarlo

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS