Fahrenheit 451 de Ray Bradbury

Buenos días 🙂 Hace un par de tardes estuve ordenando un poco mis libros, sacando del fondo de las estanterías esos eternos pendientes e intentando que las montañas de libros no se caigan. En una de esas salió el libro de la reseña de hoy. Lo leí este verano y lo guardé en la estantería con vistas a recuperarlo para escribir su reseña. Os podéis imaginar que se perdió entre la cantidad prohibida de libros que tengo pero ya se sabe que nunca es tarde si la dicha es buena. Turno de Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.

Fahrenheit 451 es la temperatura a la que el papel se enciende y arde. Esta novela cuenta la historia ficticia de Guy Montag, un bombero cuyo trabajo no es apagar fuegos, sino crearlos y avivarlos. ¿Para qué? Pues para quemar libros ya que estos están prohibidos por causar discordia y sufrimiento en la población. El cuerpo de Bomberos está obligado a perseguir y quemar todo rastro de libros que encuentren en la ciudad.

Fahrenheit 451 de Ray Bradbury

En nuestras vidas de lectores estresados, entiéndase por estresados que no podemos leer todo lo que queremos o nos apetece, a veces relegamos al olvido historias que nos han recomendado ciento de veces y que sabemos que, llegado el momento, vamos a disfrutar. Eso es lo que me pasaba a mi con Fahrenheit 451 hasta que una tarde después de trabajo me fui directa a un café librería que tengo cerca de casa, lo compré y me puse a leerlo.

En este libro se describe a una sociedad que no lee, no piensa, no se cuestiona lo que ve a su alrededor y que, además, está esclavizada por los medios y por el conformismo. Una sociedad donde está prohibido leer y, por tanto, pensar. En ese marco, vive Guy Montag junto a su mujer. No se plantea nada y no piensa nada que no deba ser pensado hasta que llega a su vida la joven Clarisse a la que se encuentra una noche junto a su casa. Ella habla sin pensar y suelta reflexiones en voz alta que van despertando algo en el interior de Guy ¿Y si la gran mayoría estuviera equivocada? ¿Y si lo que se considera correcto no lo fuese?

Este libro fue escrito en 1953, cuando todavía la televisión era algo para los más privilegiados. Situado en un futuro nada realista, da miedo leerlo y comprobar que algunas cosas que se cuentan, suceden en la actualidad. Gente idiotizada por lo que ve en televisión, jóvenes que no leen y, lo que es peor, no se plantean preguntas sobre lo que leen.

Un libro creativo, inspirador y totalmente recomendable al que, sin embargo, he echado en falta más páginas, más por qués, más preguntas y muchas más respuestas. Aún así, no puedo más que recomendar su lectura. Una tarde tardaréis en leerlo pero dejará un poso importante y algunas reflexiones dignas de comentar.

Leedlo, reflexionad y, por supuesto, no dejéis nunca de descubrir nuevos libros ¡Feliz día!

Editor: DeBolsillo
Fecha de publicación: 2012
Colección: Narrativa Española
Nº de páginas: 192 págs.
ISBN: 9788490321478
Precio: 7,95€

6 noviembre, 2015

Marina Ortega

10 Comments

  1. Responder

    RO

    10 noviembre, 2015

    Imprescindible, una joya de la literatura. Un beso!

    • Responder

      Marina Ortega

      11 noviembre, 2015

      Totalmente, a mi me ha gustado un montón!

  2. Responder

    Mª Ángeles

    5 noviembre, 2015

    Pues no lo conocía pero apuntadito me lo llevo.

    Besos

    • Responder

      Marina Ortega

      5 noviembre, 2015

      Te va a encantar si te decides por leerlo, ya verás!

  3. Responder

    albanta

    4 noviembre, 2015

    Está entre mis pendientes. Pero lo voy dejando por falta de tiempo.

    • Responder

      Marina Ortega

      4 noviembre, 2015

      Ay, pues tienes que leerlo!

  4. Responder

    Rosalía

    3 noviembre, 2015

    Qué bueno este libro, Marina, lo leí hace mucho mucho y lo tengo pendiente de relectura. Algún día …

    bsos!

    • Responder

      Marina Ortega

      4 noviembre, 2015

      Muy, muy bueno y muy actual a pesar del paso del tiempo ¿verdad?

  5. Responder

    Marilú

    3 noviembre, 2015

    Ayyy, que me vas acontar de los libros olvidados… A mi este me encantó, claro, te deja que te quedes con preguntas, respuestas y dándole al coco,a ver si arde 😛
    Besotes, amiga

    • Responder

      Marina Ortega

      4 noviembre, 2015

      Está genial, me ha gustado mucho 🙂

Deja un comentario

RELATED POSTS