Entrevista a Carla Montero (El invierno en tu rostro)

Buenos días 🙂 El martes de la semana pasada tuve la suerte de charlar unos minutos con la escritora Carla Montero quien acaba de publicar su novela El invierno en tu rostro. Una novela que a mi me ha encantado, y no quedo corta utilizando este verbo, y que para Carla es ya el cuarto libro que ve publicado. Hoy os traigo todo lo que Carla Montero me contó sobre ella y su novela. Un lujo poder entrevistarla 🙂

¿Quién es Carla Montero?

Más allá de lo que dice la biografía de la solapa. Al final soy madre de familia que escribe por accidente. Bueno más bien que publica por accidente porque escribir he escrito desde siempre. Para mí escribir siempre ha sido algo íntimo y personal pero por circunstancias del destino estoy aquí. Ganar el Premio Círculo de Lectores es el trampolín y aquí estamos.

¿Cuándo comenzaste a escribir?

Yo he escrito siempre pero nunca sacaba los escritos del cajón. Eran mis juguetes hasta que llegó ese trampolín del que te hablaba antes.

¿Sigues alguna rutina en tu proceso creativo?

Normalmente parto de una idea. En este caso de una historia familiar pero siempre hay una chispa que luego se convierte en historia. Llegar hasta ahí, hasta la historia, para mi es algo tremendamente mágico. No sé muy bien cuál es el proceso que hace que yo convierta una idea en historia pero el caso es que sucede y, una vez ahí, empiezas a imaginar escenarios, personajes…Y sí, investigo el cotexto para ver que es atractivo, voy creando los personajes, desarrollando las tramas y todo eso siguiendo un esquema. En ese esquema tengo que tener claro el principio y el final y parto de ahí aunque todo va cambiando ya que modifico, retoco, introduzco cosas nuevas…

Vamos a hablar sobre tu nueva novela, El invierno en tu rostro, la cuarta que publicas ¿Qué podemos contar sobre ella?

Esta es una novela que va más allá del contexto histórico, la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial pero El invierno en tu rostro es una novela de personajes. A mi lo que más me ha gustado es ver cómo esos acontecimientos iban haciendo mella en la vida cotidiana de personas normales, más allá de los grandes personajes de la historia. Me centro en personajes que tenían un estilo de vida tranquilo y como de repente la guerra impacta en sus vidas y las transforma. Y sobre todo, en el caso de las mujeres. Se ha escrito mucho sobre cómo vivieron los soldados la guerra en el frente pero no sobre las mujeres de entonces. Ellas se quedan detrás y al final tienen que luchar por la supervivencia de la familia y también buscan su papel protagonista dentro de la guerra.

Guillén y Lena son los protagonistas y, aunque la novela está centrada en estas dos voces casi a la par, me ha dado la impresión de que Lena tiene más tirón en la historia.

Al final supongo que es algo inevitable. Yo soy mujer (risas) y me resulta más fácil. Aunque también te digo a mi trazar y crear personajes masculinos me supone todo un reto: pensar como ellos, metedme en sus cabezas, sentir como ellos…Pues hombre, es más sencillo construir un personaje femenino y que al final esa historia acabe pesando más. Es inevitable. Y luego también porque creo que en estos entornos los personajes femeninos fueron tremendamente interesantes.

Me ha parecido muy interesante lo que cuentas al final de la novela, sobre cómo surgió la idea de escribir este libro.

Sí, como decía antes, la idea parte de una historia familiar que siempre ha estado ahí y mira, he necesitado cuatro libros para darme cuenta de que estaba ahí (risas). Es la historia de la familia de mi abuelo. Ellos eran trece hermanos de un pueblo de Asturias, de los cuales tres estuvieron en tres frentes de la Segunda Guerra Mundial. Algo curioso tratándose de la misma familia y de una familia española.

Mi abuelo estuvo en el frente ruso como voluntario de la División Azul y representaría al personaje de Lena; un hermano suyo se afilió al Partido Comunista antes de empezar la Guerra Civil; y luego ese tercer hermano estuvo en el frente del pacífico como misionero dominico. Esta línea la tuve que desechar porque quedaba algo cogida con alfileres aunque sale de refilón a lo largo de la novela. Aunque confieso que en ese esquema principal esta tercera línea estaba bastante más desarrollada.

Pero vamos, no es un crónica familiar. Son personajes que están basados en este punto de partida y luego en anécdotas mías que voy soltando a lo largo del libro.

Esto me ha resultado llamativo porque cuando empiezas a leer el libro no lo sabes pero luego dices…¡qué curioso!

Es la primera vez que lo hago. Nunca le he contado al lector qué es lo inventado y qué está basado en hechos reales pero aquí sí que me parecía interesante. Hay tanto y es tan mío que quería dejarle ese mensaje al lector. Es verdad que siendo novela no es necesario explicarlo pero he querido hacer este ejercicio y profundizas un poco más en la historia. Es la guinda.Carla Montero (El invierno en tu rostro)

A mi de libros como este, con tanto trasfondo histórico, me llama mucho laatención lo que tendréis que leer y estudiar para escribir unas pocas líneas

Tienes que investigar muchísimo pero a mi no me importa. No diré que es lo que más me gusta pero sí es cierto que es una de las cosas que más me gusta de mi trabajo. A mi misma me enriquece mucho y descubro una cantidad de cosas, me sorprendo tanto cuando echas la vista atrás…Pero es verdad que diseñar un buen escenario, aunque este libro no sea novela histórica, es bastante importante. Hay veces que me tiro dos días investigando algo que a lo mejor luego no es relevante para la historia en sí pero es complicado encontrar detalles cotidianos de entonces. Dos días de investigación pueden ser dos palabras.

Pero esos detalles ayudan al lector a entrar en la historia

Sí, eso seguro. Pero hay que tener cuidado ya que no puedes aburrir al lector con detalles que no aportan nada a la trama.

Me ha gustado mucho cómo van creciendo los personajes ya que los conocemos cuando son casi adolescentes y termina cuando tienen unos 30 años. Y también quiero destacar que me ha gustado mucho el final aunque no se puede decir nada…

Pues me alegro porque el final nos dio muchos quebraderos de cabeza. En mi esquema inicial del que te hablaba antes yo tenía otro final, no era este. Pero llegué a esa parte, lo escribí y aquello no funcionaba. No era al final de los personajes ni la historia. Entonces para confirmar que aquello no era lo que yo quería, se lo pasé primero a mi marido y le puso pegas al final. Y cuando hablé con mi editora dijo lo mismo: había que cambiarlo.

Es un final cortante…

Tenía que ser así. Es lo que pide al personaje. Cualquier otro final hubiera sido de cenicienta.

Nazis, comunistas, soviéticos, fascistas, alemanes, españoles…pero esta no es una novela de buenos y malos ¿verdad?

Yo creo que esa ha sido la gran lección para mi. Como te digo no pretendo dar clases de historia a nadie pero a mí cada libro que escribo tiene una lección. Y en este caso la lección ha sido esa: al bando en el que estás no te define como persona. Puede ser accidental pero aunque sea voluntario tampoco quiere decir nada de ti. Tu te adhieres a unos ideales porque crees que son buenos, puedes estar equivocado o no pero lo que te va a definir son los actos. Y también hay que colocarse en el contexto porque muchas veces las personas se ven forzadas a ser de una manera por la circunstancia en la que se encuentran. He prescindido de etiquetas, de colores y he querido profundizar en las personas, en cómo eran. Y eso lo permite el paso del tiempo.

Al final no te define al bando en el que estás, sino quién eres y cómo eres.

En tus otras novelas, yo he leído La Tabla Esmeralda y La piel dorada, también hay mucha tarea de documentación

Sí, en esas dos también tuve que documentarme muchísimo. Quizás esta ha sido la que más por variedad de escenarios y conflictos. Pero me va la marcha, me gusta (risas). Es más, a veces me preguntan si voy a hacer otro tipo de novelas y la verdad es que hoy por hoy no me veo.

Las portadas de las tres novelas también se parecen mucho

Eso es más un tema de estrategia editorial que una decisión solo mía. La portada de Al invierno en tu rostro es muy bonita y las estadísticas dicen que las que leen son las mujeres. Y estas portadas atraen a ese público.

Y volviendo a los personajes, me ha gustado mucho a lo que se dedica Lena, su protagonista

Mucha gente podría pensar que otra vez está ante un libro sobre la guerra o que cuenta una historia entre un hombre y una mujer…Pero al final, es que son dos conflictos que tienen tanta extensión, y que afectan a tanto, que siempre habrá algo que contar. Y creo que estos personajes cuentan algo nuevo sobre ello.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

No todavía no. Estamos en promoción, muy intensa por otra parte. Ideas hay pero tengo que desintoxicarme antes un poco

 

Gracias Carla por compartir conmigo y los lectores del blog este estupendo ratito 🙂 ¡Nos vemos pronto!

Marina Ortega

14 Comments

  1. Responder

    Albanta

    23 junio, 2016

    Estupenda entrevista. El libro me ha encantado.

    • Responder

      Marina Ortega

      26 junio, 2016

      A mi también, es una novela estupenda!

  2. Responder

    margari73

    22 junio, 2016

    Muchísimas gracias por la entrevista! Una autora con la que tengo que estrenarme y este último libro me llama mucho.
    Besotes!!!

    • Responder

      Marina Ortega

      23 junio, 2016

      Tienes que leer este libro. Te va a gustar un montón!

  3. Responder

    Marilú

    22 junio, 2016

    Ese final cortante me ha llamado la atención, bueno y sobre todo me ha parecido interesante todo lo que refiere de la parte de documentación y como a veces es para dos palabras. No he leído ninguna novela de la autora!!
    Besos

    • Responder

      Marina Ortega

      23 junio, 2016

      Sí, a mi me ha sorprendido mucho el final pero me ha gustado un montón 😀

  4. Responder

    De lector a lector

    22 junio, 2016

    Tuvimos la suerte de charlas con ella en la Feria del Libro y siempre es un placer. Gracias por esta entrevista.

    • Responder

      Marina Ortega

      23 junio, 2016

      Es un verdadero encanto. Me ha encantado conocerla y leer su libro 😀

  5. Responder

    Natàlia

    22 junio, 2016

    Quiero leerlo! Gracias por la entrevista.
    Un beso 😉

    • Responder

      Marina Ortega

      23 junio, 2016

      A ti por pasarte ¡Y a leerlo!

  6. Responder

    Mª Ángeles

    22 junio, 2016

    Pues muy interesante. La dejé pasar cuando me la ofrecieron y veo que me equivoqué.
    Besos

    • Responder

      Marina Ortega

      23 junio, 2016

      Debo decirte que sí…Te equivocaste ¡Es muy buen libro!

  7. Responder

    tatty

    22 junio, 2016

    Muy interesante la entrevista, a mí su libro también me ha encantado
    Besos

    • Responder

      Marina Ortega

      23 junio, 2016

      No me extraña. Es un libro súper bueno!

Deja un comentario

RELATED POSTS